martes, 6 de julio de 2010

El Triunfo del Führer - 06/07/1940.


El Triunfo de César.

El Triunfo del Führer.

Camaradas,

Desde primeras horas de la mañana la capital del Reich ha aguardado con impaciencia la entrada del Führer entrase como vencedor. Durante la noche han sido adornadas todas las calles que van desde la estación Anhalt a la Wilhelmplatz y la Cancillería del Reich pasando por la Saarlandstrasse, la Hedemann y la Willhelmstrasse. Todavía esta mañana había centenares de soldados ocupados en el adorno de las calles. Hacia el mediodía Berlín había cambiado radicalmente de aspecto para recibir al vencedor.

Berlín con su Führer.

Guirnaldas adornadas con franjas doradas y ramas de abedul embellecen las casas. Toda la ciudad luce millares de alegres banderas con la cruz gamada. También la estación se encuentra fastuosamente engalanada. En ella se han congregado las personalidades del Partido, del Estado y del Ejército para saludar al Führer. El andén está cubierto con tapices rojos. Los muros, tapados con el verde oscuro de los abetos y el verde claro de los abedules.

Una inmensa cruz de hierro se alza a la salida del andén. Largas banderas penden del techo como un dosel inmenso. Los altavoces transmiten las órdenes. Todo el mundo espera con ansiedad el momento de la llegada del Führer triunfador.


Vídeo en el que se recoge el momento de la bienvenida al Führer en la estación de Anhalt.

Finalmente, a las quince horas Adolf Hitler, Führer de Alemania, ha llegado a la estación Anhalt a bordo de su tren especial. Salió de la capital el 9 de mayo al comienzo de la ofensiva para dirigir las operaciones y hoy vuelve victorioso para sumergirse en el entusiasmo de su pueblo.

Las multitudes saludan al Führer.

En la estación ha sido recibido por el Mariscal Göring, el General von Brauchitsch, el Almirante Raeder, Hess, lugarteniente del Führer, Goebbels y otras personalidades. La población, agolpada en las calles, ha aclamado frenéticamente a su Führer, que ha atravesado Berlín en su coche hasta la Cancillería y una vez en ella ha salido al balcón a saludar a los radiantes ciudadanos del Reich en este momento histórico. Todas las campanas de la capital han sido echadas al vuelo.

Y al igual que un día retornara victorioso Julio César a Roma tras sus éxitos contra galos, insurrectos y persas, así ha retornado victorioso hoy el Führer a Berlín tras sus éxitos contra franceses, belgas, holandeses e ingleses.  Sea éste el comienzo de una época dorada para la Historia del Reich y de Europa.

Es lebe Adolf Hitler!
Es lebe Deutschland!
Sieg Heil!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada